¿Quieres saber cómo se descubre el fósil de un dinosaurio?

  • Gigantes en el Desierto, audiocuentos para conocer más del proceso paleontológico y de los dinosaurios mexicanos.
  • Ximena es una niña con mucha curiosidad por saber cómo los investigadores han desenterrado los restos de dinosaurios hallados bajo la tierra árida de Coahuila

SALTILLO, COAH.- Gigantes en el desierto es un trabajo de dimensiones muy grandes: se compone de una serie de audiocuentos disponibles en el sitio web de Amonite y las plataformas de streaming Spotify y Apple Podcasts. Y también del mismo número de artículos que narran importantes descubrimientos de fósiles y describen las etapas del trabajo paleontológico, todo con la fuerza del rigor periodístico y el arte de la literatura científica,

Me contaron que aquí podría haber un dinosaurio, Cuatro dedos de sol para excavar, Limpiando al primer dinosaurio de Coahuila y Se topó con grandes cuernos petrificados. ¡No creerás lo que descubrió! son los capítulos y artículos en el sitio web. “¡No quiero estar leyendo libros, sino encontrar huesos!” le grita Ximena a su mamá; y mientras dibuja o juega le hace preguntas que llevan a entretenidas pláticas con detalles sobre el trabajo para encontrar fósiles y todo lo que debe hacerse para rescatarlos, documentarlos, preservarlos y replicarlos.

Así como muchos investigadores de fósiles de Coahuila se han unido para trabajar en la difusión de los tesoros paleontológicos de esta tierra, Jessica Jaramillo encabezó la producción de esta serie de audiocuentos para divulgar el acervo que se ha logrado preservar sobre estos gigantes del desierto mexicano. Con sus entrevistas y textos dio forma a la historia que cuenta con las ilustraciones de Natalia Luna, la narración de Elena Reyes Castro y Abigail Muñoz Martínez, la producción de audio de Felipe Perales, y el diseño web y edición de José Juan Zapata. Todos bajo la dirección de Quitzé Fernández.

El proyecto se realizó gracias a una beca para la producción de trabajos periodísticos en temas de ciencia, concedida por la Fundación Gabo y el Instituto Serrapilheira, con el apoyo de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe. Además, el trabajo de José Juan Zapata en el diseño digital obtuvo el Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2022 en la categoría “Diseño de portal web de contenido informativo”.

Cuando Jess Jaramillo escribió el libro Valentina y Vela (2018), otra importante obra editorial de esta plataforma de divulgación científica, se percató que no había muchos libros infantiles que hablaran del proceso de investigación, estudio e interpretación de fósiles. Así que, luego de dedicarle un texto al Velafrons coahuilensis, decidió hablar de otros dinosaurios.

Los detalles curiosos refuerzan el interés por conocer más a los gigantes que se han desenterrado del desierto coahuilense como del Tlatolophus galorum o “dinosaurio platicador” que se encontró gracias a una denuncia ciudadana; o el descubrimiento de Latirhinus uitstlani que es no sólo el primer dinosaurio mexicano descubierto por mexicanos, sino el dinosaurio más emblemático de Coahuila, y a quien de manera cariñosa se le dio el nombre de Isauria. También el hallazgo del Acantholipan gonzalezi, un dinosaurio acorazado y con espinas que habitaba en América del Norte o el del Coahuilaceratops magnacuerna, una especie muy particular de dinosaurio gigante y con grandes cuernos que no ha sido encontrado en ninguna otra parte del mundo.

Todo lo que se sabe de estos magníficos animales ha sido posible gracias al trabajo de científicos importantes como Felisa Aguilar Arellano, bióloga investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Coahuila; Héctor Rivera Silva, paleobiólogo del Museo del Desierto y responsable del descubrimiento de varios dinosaurios; Luis Espinoza Arrubarrena, del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México, o Martha Carolina Aguillón Martínez coordinadora de Paleontología de la Secretaría de Educación de Coahuila, quienes son algunos de los investigadores que se mencionan en este trabajo.

La historia de Ximena y su interés por saber cómo se descubren los restos de estos gigantes se relata de manera especial para las infancias en un intento por quitarle espacio a las pantallas de los dispositivos móviles: “Si bien son un recurso que terminamos usando muchos padres porque a veces no te queda de otra, realmente me parece que se podrían explotar otro tipo de recursos como los audiocuentos que igual entretienen mucho a los niños y les ayudan a desarrollar su imaginación” señala la autora al remarcar tanto los efectos secundarios que se observan en niños y niñas que usan estos aparatos por mucho tiempo, como los beneficios de los audiocuentos como recurso didáctico y educativo.

Tanto los audiocuentos como la historia construida para el sitio web son un reconocimiento para la comunidad paleontológica de México, que en los últimos años se ha destacado por su apertura al llamado de la ciudadanía. La idea es que si encuentras algo que te parece curioso hay que contactar a los científicos para que acudan e investiguen más en sus poblados y, con fortuna, dar a conocer un nuevo aporte al conocimiento sobre los dinosaurios del país.

Los cuentos de dinosaurios ya no están sólo en las páginas impresas a todo color: es cuestión de un click para que puedas vivir una aventura en el desierto y, de la mano de Ximena y su mamá, conozcas cómo es el proceso de descubrir un fósil desde la expedición que se hace para encontrarlo hasta que llega al museo a formar parte de una colección.