Cocinar sin gas o electricidad es posible: ¿Cómo hacer una estufa solar?

La estufa solar es una opción sencilla y económica de poner un granito de arena para luchar contra el calentamiento global. Aquí te contamos cómo armar una de manera sencilla.

Ilustración: Carolina Robles

El sol es la fuente de energía más esencial que existe en nuestro planeta. Día a día lo vemos salir en el horizonte, permitiendo la existencia de vida en la tierra. ¿Por que no habríamos de considerarlo como una fuente de energía viable para nuestras actividades cotidianas?

Cada vez es más común el uso de celdas fotoeléctricas que nos ayudan a transformar la radiación solar en electricidad. Pero ¿sabes que también es posible cocinar sólo con el calor que proviene del “astro rey”? Aquí te enseñamos cómo construir una estufa solar.

Algunos beneficios de las estufas solares.

  • Ahorramos dinero y tiempo
  • El sol (energía solar) es gratis, la estufa solar ahorra grandes cantidades de
    combustible.
  • Es fácil de construir, ya que puede ser de muchos materiales diferentes.
  • Son seguras y saludables
  • No hay fuego que pueda ocasionar un incendio
  • La mayoría de las estufas solares cocinan entre 82-121 grados, ideal para retener
    nutrientes y el sabor, además de que no queman la comida.
  • Ayudan a mejorar la calidad del aire
  • Quemar combustibles tradicionales como madera o gas contamina el aire y
    contribuye al calentamiento global. Las cocinas solares proveen de un combustible limpio y renovable.

¿Cómo hacer una estufa solar?

Construir una estufa solar es muy sencillo. Sólo necesitarás un cartón de 110 x 80 centímetros, un rollo de papel aluminio, pegamento blanco diluido en agua, una brocha, exacto o tijeras, pluma o lápiz y una regla. La información completa y a detalle la podrás encontrar en este manual en pdf.

Hay que trazar esta figura en el cartón y recortar en los lugares indicados para construir el panel reflector.

Doblar en las líneas punteadas para formar la siguiente estructura:

Reforzar con cinta adhesiva la parte posterior de los dobleces:

Forrar por una cara con el papel aluminio usando el pegamento:

Dejar secar, doblar y pegar el exceso de papel aluminio:

Colocar una olla dentro de la bolsa y ponerla en medio del reflector:

¿Cómo cocinar en la estufa solar?

Hay que poner la comida en la olla y luego introducir la misma en la bolsa de plástico, que hay que cerrar lo más herméticamente posible.

Hay que armar el panel reflector en un lugar con sombra para que no nos lastime los ojos el reflejo. Luego hay que escoger el mejor lugar para poner la estufa solar. Para mejores resultados debe recibir luz solar por muchas horas continuas. Una vez colocada la estufa no se debe de mover por 3 o 4 horas. Si necesitas cocinar por más de dicho tiempo, reoriéntala cada 4 horas.

Para conocer más detalles de cómo usar la estufa solar y de los tiempos y procesos que requieren los distintos alimentos, no olvides consultar el manual completo en pdf en este enlace.