Dinosaurios y cowboys: Coahuila a ritmo de country

El músico Raúl Jáquez y el actor Erón Vargas nos llevan de paseo por la cultura, flora y fauna de Coahuila a través de una serie de canciones para niños a ritmo de country y bluegrass.

Por José Juan Zapata

Ilustración: Safos One

Podría ser el argumento de la nueva serie de un canal infantil, pero en clave coahuilense y a ritmo de blues: un grupo de chicos que acampan en el desierto de Acatita de Baján se reúnen junto al fuego. El abuelo comienza a contar historias de terror, pero una tormenta se desata y deben buscar refugio en una cueva… que resulta ser la entrada a un mundo cretácico de dinosaurios

Podría ser así, pero es mucho mejor. Es una experiencia en vivo. “Dinosaurios y Cowboys” es la propuesta escénica que el músico Raúl Jaquez y el actor Erón Vargas presentaron en el Teatro Nazas de Torreón y que estará llegando luego a otros escenarios y -según nos adelanta Raúl- a un disco.

“La idea es hablar de la diversidad del estado de Coahuila, de su cultura, flora y fauna a través de canciones. La idea es hacerlo con Erón, y musicalmente en un concepto acústico, con una guitarra y voz, para poder presentarlo en cualquier escenario, al aire libre o en un auditorio o teatro”, dice.

Hablamos con Raúl y nos cuenta más de las historias que van narrando estas canciones desérticas, donde toda la familia podrá encontrar referencias a la naturaleza, la migración y la cultura norteña. Todo a través de los géneros estadounidenses del country y el bluegrass, que le dan una impronta cinematográfica.

“Después de esa canción compuse otra, pero con un ritmo sicodelic-ranch. Este segundo tema describe cómo en una fecha precisa y en un horario preciso, una de las pozas de Cuatrociénegas se convierte en la entrada a un mundo marino donde se puede navegar cientos de leguas sin necesidad de escafandra. Después viene una historia de un vaquero que viaja por todo México y Estados Unidos en su caballo percherón, pero le gustaba viajar de noche hasta que llegó a Coahuila”.

-¿Por qué recurrir a géneros como el country y el bluegrass y no a otros géneros, digamos, más mexicanos y norteños?

-Los géneros de country y bluegrass son en tonalidades mayores, la forma armónica es más simple, eso me permite darle más importancia a la letra, al mensaje que a la música. Coahuila es un estado fronterizo, pero como te decía, las canciones llegaron con esos ritmos. Solo fui ordenando las palabras; llegaron solas.

 -¿Cómo dialogan Erón en la parte teatral y tú en la parte musical arriba del escenario? -Erón y yo hemos trabajado juntos desde hace ya más de seis años, muchas veces para niños. Yo solo musicalizaba la genialidad de Erón, él hacía todo el trabajo. Al sumarse Erón agrega todo lo que yo no pude describir, ni con música ni con palabras. Escribí un guión donde él es el conductor de la estación ficticia Radio Arena XESJV 1515 KHZ como forma de presentación de las canciones. De esa manera yo solo canto y no me entrometo en la imaginación y recreación de los temas por parte del público.