¿Que se puede hacer para luchar contra el cambio climático?

Sequías, inundaciones, escasez de agua y alimentos son algunas consecuencias que traerá en el futuro el cambio climático. Y si bien los gobiernos siguen discutiendo, ¿qué podemos hacer nosotros para ayudar?

Foto: Oksana Titova (Pexels) / Ilustración: Alejandro Oyervides

El problema del agua es uno de los más graves actualmente en el norte de México. Ciudades como Torreón y Monterrey están enfrentando crisis de escasez y esto no es más que el comienzo. El calentamiento global es una realidad, y si no se actúa de manera inmediata, las consecuencias pueden ser catastróficas.

¿Te imaginas un futuro en que ya no haya ni una sola gota saliendo de la llave? ¿En que el nivel del mar subió tanto que las ciudades costeras desaparecieron? ¿En el que buena parte de la diversidad de plantas y animales se haya reducido debido a las alteraciones a los ecosistemas? Esto ya está empezando a suceder.

¿Qué es el calentamiento global?

El calentamiento global es una consecuencia del cambio climático. Esto es, el incremento de las temperaturas promedio de la tierra y los océanos. Si bien el clima cambia de manera natural a lo largo del tiempo, la actividad de los seres humanos durante los últimos años potenció los gases de efecto invernadero, por lo tanto la tierra ha aumentado en cinco grados su temperatura.

Un invernadero es un edificio cuyas paredes de vidrio no dejan escapar la radiación solar creando un clima amigable para las plantas. Lo mismo sucede con el planeta tierra, cuya superficie está protegida por varios gases creando una capa llamada atmósfera. Estos gases dejan pasar la luz solar, cuya energía se transforma en calor.

Algunos de esos gases que evitan que la radiación se escape de regreso al espacio. Estos se llaman “gases de efecto invernadero”, y sin ellos la temperatura de la superficie de la tierra sería 33 grados más fría, el agua del planeta estaría congelada, y muy probablemente la vida no se hubiera desarrollado.

¿Por qué se convirtieron en un problema estos gases?

Los gases de efecto invernadero se generan de manera natural en la tierra gracias a los volcanes, a los océanos, y a la respiración y descomposición de las plantas y los animales. Así ha sido por millones y millones de años, creando un equilibrio maravilloso. Sin embargo, desde que empezó la era industrial y el uso de combustibles como petróleo, gas natural y carbón, los seres humanos han emitido grandes cantidades de estos gases, y han incrementado su concentración en la atmósfera, haciendo que menos radiación escape y en consecuencia suba la temperatura de la superficie.

Desde que empezó la era industrial y el uso de combustibles como petróleo, gas natural y carbón, los seres humanos han emitido grandes cantidades de estos gases, y han incrementado su concentración en la atmósfera, haciendo que menos radiación escape y en consecuencia suba la temperatura de la superficie.

Los procesos de generación de electricidad, el consumo de combustibles como gasolina y diesel, la producción de cemento para construcción, la deforestación y la producción de muchos alimentos y bienes que consumimos a diario, generan muchísimos gases de efecto invernadero. Todos somos parte del problema, pero hay países que han contribuido más que otros, como es el caso de Estados Unidos, China, Rusia, Japón y la India. 

¿Qué podemos hacer para luchar?

Si bien México cuenta con emisiones que se acercan al promedio mundial, hay mucho trabajo por hacer aquí. Lo mejor que podemos hacer es generar conciencia, y que los propios ciudadanos pidan a sus gobiernos una mayor cooperación para reducir las emisiones. 

Pero bien podemos empezar desde casa ya que las emisiones de un país se relacionan mucho con las actividades diarias de las personas. Por eso hay países que emiten muchos más gases por cada habitante que otros

Según la organización OXFAM, estás son algunas medidas que todos podemos hacer para luchar contra el cambio climático:

  • Consumir productos alimentarios de proximidad o también conocidos como productos de “kilómetro 0”.
  • Reciclar e intentar minimizar nuestro impacto generando menos basura.
  • Desplazamientos de manera sostenible: usar el transporte público,  la bicicleta, la patineta. Y, para viajes más largos, optar por el tren en lugar del avión. (En regiones donde sea posible)
  • Ahorrar en el consumo de energía.
  • Consumir menos carne (la masiva producción de carne es la responsable de entre un 25 por ciento y un 40 por ciento de las emisiones de CO2).

¡Te invitamos a conocer más!

Estamos convencidos que difundir la importancia de la lucha contra el cambio climático es una prioridad. Por eso te invitamos a conocer “El mundo que se nos va”, una propuesta interactiva generada por el Coecyt Coahuila.

Ahí conocerás a Oxy y Atmósfera, un par de chicos que viven en un Coahuila del futuro donde las consecuencias del cambio climático son una realidad. Y de la mano de ellos te llevaremos a conocer todos los detalles de este problema y de qué manera podemos contribuir a resolverlo. ¡Visitalo!