Colo: el primer gorila nacido en cautiverio

En la actualidad los zoológicos son objeto de polémicas respecto a su aporte en la conservación de la naturaleza. Pero hace más de 60 años se lograba la proeza de reproducir en cautiverio a una de las especies más amenazadas del mundo.

Por: Laura Puentes

Foto: David González (Pexels)

Fue el 22 de diciembre de 1956 cuando las primeras planas de los periódicos de todo el mundo pusieron sus ojos en un hecho insólito, el nacimiento de un gorila en el zoológico de Columbus en Ohio, Estados Unidos. 

El gorila bebé fue nombrado Colo, nombre que nació de la combinación de Columbus y Ohio, era hija de Millie y Mac, dos gorilas capturados en el entonces Camerún francés, en África, y que fueron llevados al zoológico de Columbus en 1951.

Una especie pacífica 

Los gorilas son una especie tranquila, pacífica e inteligente que viven en el continente africano. Estos animales viven en grupo liderados por un macho adulto, al cual se le conoce como espalda plateada. 

Existen tres subespecies de gorila: tierras bajas occidentales, tierras bajas orientales y montañas. Las subespecies son similares y la mayoría de los gorilas en cautiverio son de tierras bajas occidentales.

Los gorilas se alimentan de plantas y frutas, no tienen un enemigo natural, sin embargo, su gran amenaza es el ser humano. 

Viven en promedio 35 años en su hábitat natural y en cautiverio pueden llegar a vivir hasta los 50 años o más.

Crianza en cautiverio 

En su gran mayoría los gorilas que vivían en los zoológicos eran capturados en la naturaleza, algunas veces de manera violenta. Los cazadores en muchas ocasiones para capturar a un gorila pequeño, mataban a los padres y miembros de la familia. 

Cuando nació Colo, los gorilas cautivos no aprendían habilidades de sus padres, debido a que muchos de ellos eran huérfanos, pero el zoológico de Columbus creó una “guardería” y fueron criados por los cuidadores. 

En años posteriores a la llegada de Colo, se desarrollaron hábitats que simulaban el ecosistema de los gorilas, fue así que los animales nacidos en cautiverio ahora si fueron criados y cuidados por sus madres.

En algunos casos esto no funcionó, sin embargo, el zoológico creó programas de cuidado de crías por humanos para luego ser entregados a gorilas que sí aceptarán cuidarlos. 

Colo, se convirtió posteriormente en madre, abuela y bisabuela. Timu, su bisnieto fue el primer gorila concebido por inseminación artificial. Además también fue tatarabuela.  Murió el 18 de enero de 2017, recién cumplidos los 60 años. Sobrepasando la edad estimada para un gorila en cautiverio. 

El zoológico: ¿un lugar óptimo?

La historia de Colo, es una de las tantas muestras de cómo la preservación de la fauna es sumamente importante. En este caso, los gorilas son una de las especies más amenazadas en el mundo. 

Se estima que quedan alrededor de cien mil ejemplares en los ecosistemas africanos, sin embargo, a diario se deforesta su hábitat y se caza especies de manera clandestina. 

Muchos biólogos y analistas se siguen preguntando si los zoológicos pueden jugar un papel importante en la preservación, o si son instituciones incómodas para una especie que no debería estar en cautiverio.

Peter Singer, un especialista en bioética de la Universidad de Princeton, dijo en una nota para el New York Times que debate estos dilemas: “Nuestra preocupación principal debería ser el bienestar de los gorilas, pero los zoológicos se construyen al revés: su objetivo es que los humanos puedan ver a los gorilas”.

Mientras que los zoológicos atraviesan cambios debido a nuevas visiones en la ciencia, lo que sí tenemos en claro es que para esta especie su peor depredador es el ser humano… y al mismo tiempo es quien puede ayudar a conservarla y protegerla

Fuentes: 

Primer gorila nacido en cautiverio – HISTORIA (history.com)

Murió Colo, el primer gorila nacido en un zoológico – Infobae

¿Debemos tener gorilas en los zoológicos?