Día Mundial del SIDA: ¿está cerca el fin de la pandemia?

Si bien los últimos dos años la pandemia por Covid-19 ha acaparado la atención de la comunidad científica, no debemos olvidar que el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida sigue amenazando a millones de personas en el mundo.

Por: Laura Puentes

Foto: Anna Shvets en Pexels

Este primero de diciembre no solo inicia el último mes del año sino que además se conmemora el Día Mundial del SIDA. 

Ya han pasado cuatro décadas desde que se dieron a conocer los primeros casos de SIDA y el VIH sigue amenazando al mundo. 

Así que hoy es un día clave para apoyar a las personas que conviven con el VIH, para recordar a las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el SIDA y así mismo, seguir el camino para erradicar las desigualdades que ayudan a la propagación de esta enfermedad en todo el planeta.

Desigualdad: el gran problema del SIDA 

Según comparte ONUSIDA, hay motivos para tener esperanza: se ha ralentizado el ritmo con lo cual se van reduciendo las nuevas infecciones por el VIH, se va aumentando el acceso al tratamiento y han ido a la baja las muertes relacionadas con el sida.

Hasta el cierre del 2020 se han contabilizado en el mundo 680 mil muertes.

Sin embargo, se hace la advertencia de que, si los líderes no logran abordar las desigualdades, el mundo podría enfrentarse a 7,7 millones de muertes relacionadas con el sida en los próximos diez años.

“El SIDA sigue siendo una pandemia, la luz roja continúa parpadeando, y solo podremos salir de ella actuando sin demora para acabar con las desigualdades que avivan dicha pandemia”, comenta la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima, en su mensaje por el Día Mundial. 

Con miras al 2030

La Organización de las Naciones Unidas se ha puesto como meta poner fin a la epidemia del SIDA para el año 2030, pero, la pandemia de Covid-19 ha sido un gran obstáculo para aplicar estas medidas aprobadas en pro de la erradicación. 

“Si bien ya antes estábamos lejos del camino para poner fin al SIDA, los obstáculos ahora son mucho mayores, puesto que el Covid-19 sigue azotando al mundo con fuerza, lo que obliga a interrumpir los servicios de prevención y tratamiento del VIH, la escolarización, los programas de prevención de la violencia y mucho más. No nos podemos ver obligados a elegir entre poner fin a la pandemia de SIDA hoy y prepararnos para las pandemias del mañana. Con un único enfoque exitoso lograremos ambos objetivos. Pero, tal y como estamos ahora, no vamos bien”, enfatiza Winnie Byanyima. 

Así mismo esta organización hace el llamado a los gobiernos a la ampliación de las inversiones y los cambios en las leyes y políticas para acabar con las desigualdades que impulsan el SIDA y otras pandemias. 

Este día no solo es una conmemoración de las personas que padecen SIDA, sino un lucha viva y constante de todas y todos por exigir el fin a la desigualdad, el acceso a sistemas de salud dignos y tratamientos adecuados en todos los países. 

De esta manera, se puede lograr que esta epidemia pueda ser controlada al cien por ciento en todo el mundo, llegando a la meta de acabar con esta para el 2030. 

Fuentes: 

Día Mundial del Sida | Naciones Unidas

ONUSIDA (unaids.org)