El pintor que convierte virus en obras de arte

David Goodsell es biólogo, pero también cuenta con el oficio artístico para representar bacterias, virus y otros microorganismos en acuarelas llenas de detalles.

Por: Laura Puentes

Bacteria Mycoplasma mycoides en una ilustración de David Goodsell.

¿Alguna vez te imaginaste ver los virus del VIH o del ébola plasmados en una pintura? David Goodsell es un biólogo y artista que a través de su obra hace lucir hermosas a diversas células o microorganismos. 

Goodsell tiene el impresionante talento de representarlas con precisión en sus obras de arte, donde la parte fundamental es la ciencia. Es biólogo estructural en Scripps Research, en San Diego, California, y pinta acuarelas, una técnica que aprendió de su abuelo.

Muchos científicos hacen obras de arte como hobby o una actividad paralela, pero las pinturas de Goodsell están estrechamente vinculadas a sus propios estudios de las moléculas que forman las células y patógenos.

En portadas de revistas

Las imágenes de Goodsell han aparecido en las portadas de muchas revistas, incluyendo Science Cell. También ha producido cuatro libros que presentan sus pinturas (La maquinaria de la vida, Nuestra naturaleza molecular: Los motores, máquinas y mensajes del cuerpo, Bionanotecnología: Lecciones de la naturaleza y Evidencia atómica: Ver la base molecular de la vida), carteles educativos y programas. La Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) de este año presentaron su imagen del VIH como logotipo.

Además estudia imágenes de células de microscopios de alta potencia, se basa en estructuras moleculares de microscopía electrónica (EM), cristalografía de rayos X y espectroscopia de resonancia magnética nuclear para hacer sus pinturas, que muestran el mundo a menudo abarrotado y complejo de células y los microbios que las infectan. 

“Primero soy un científico”, le dijo a la revista Science. “No estoy haciendo imágenes editoriales destinadas a vender revistas. Quiero informar de alguna manera a los científicos y a los científicos de sillón cuál es el estado del conocimiento ahora y, con suerte, darles un sentido intuitivo de cómo se ven realmente estas cosas, o pueden verse”.

Comienzo del artista científico 

David Goodsell fue entrenado como cristalógrafo de rayos X, y en los inicios de la década de los ochenta comenzó a jugar con la biología molecular de malla con programas de gráficos por computadora. En ese momento eran utilizados principalmente por el público para juegos de simulador de vuelo. 

“Nadie sabía cómo usar los programas y me convertí en el experto local”, dice Goodsell “También comencé a tener una salida artística al instante”.

Escherichia Coli.

Para 1987, David llegó a Scripps para trabajar con un biólogo estructural computacional, Arthur Olson. “El trabajo de David es una combinación increíble de ciencia y arte”, dice Olson, quien es un científico-artista. “La ciencia está tanto en sus pinturas como en su capacidad artística”.

David buscaba tener más de una “conexión biológica” con algunos de los problemas que estaba analizando en ese momento, fue así que decidió tomar un bolígrafo a principios de los noventa y comenzó a hacer dibujos a tinta. Comenzó por la bacteria E. Escherichia coli, de la cual en ese momento tenía más datos, para realizar un trabajo mucho más convincente.

El dibujo vs. microscopios

Helen Berman, bióloga estructural de la Universidad de Rutgers en Piscataway, Nueva Jersey, dice que un aspecto clave del trabajo de Goodsell es que hace que la ciencia sea accesible a un público más amplio. 

“Tiene ese talento para mostrar la parte correcta de las cosas en el contexto correcto”, dice Berman, quien tiene una de sus pinturas en su sala de estar. 

La tecnología continúa avanzando, y puede ser que en el futuro sus pinturas ya no sean tan necesarias. Goodsell dice que la resolución de mesoescala, que representa de 10 a 100 nanómetros, se vuelve cada vez más nítida. En específico, el cryo-EM (microscopio de electrones), que presenta muestras congeladas de moléculas, ha innovado la forma en que hace su trabajo. 

“Disfruto mucho que estoy haciendo visible este reino que no es realmente accesible. Pero cuando cryo-EM llega al nivel en que se puede ver esto, mi esperanza es que se vea similar a lo que he imaginado. Y me está poniendo fuera del negocio. Muy pronto no tendremos que inventarlo en ninguna parte”.

Referencias:

Conoce al pintor científico que convierte los virus mortales en hermosas obras de arte | ciencia | Aaas (sciencemag.org)