Día del Estudiante: el reto del regreso a las aulas

El 23 de mayo es un día especial, pues en México se celebra el Día del Estudiante. Hoy conmemoramos a quienes son el presente y futuro de nuestro país.

Por: Laura Puentes

Foto: Julia M Cameron (Pexels)

Aunque muchos de nosotros ya concluimos nuestra etapa de estudiantes, nos emociona recordar esos días en la escuela, donde el tiempo lo compartíamos con maestros y amigos, que se volvieron parte importante de nuestro crecimiento personal. 

El 23 de mayo busca recordar al movimiento estudiantil de 1929, el cual consiguió la autonomía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Según datos por medios de comunicación de aquellos años el movimiento de 1929 fue reprimido tras manifestarse los estudiantes de esta escuela a favor de la libertad de cátedra y la autonomía universitaria. Pero, en realidad, la historia es mucho más compleja.

“La Universidad Nacional de México había pasado, desde su fundación en septiembre de 1910, por toda clase de peripecias a causa de la inestabilidad política y de la penuria económica del país. Hasta 1929 fue regida por su Ley Constitutiva que había instituido como jefe de la Universidad al Ministro de Instrucción Pública y como gobierno de esta nueva Institución al Consejo Universitario y al Rector, quien sería nombrado por el Presidente de la República para uno o más trienios”, señala Renate Marsiske en su artículo publicado en la Revista de la Historia de la Educación Latinoamericana.

El día 23 de mayo culminó el conflicto universitario con enfrentamientos violentos entre estudiantes y fuerzas del orden público.  Hubo detenidos y el presidente Emilio Portes Gil ordenó la retirada de la policía de las inmediaciones de la universidad y ofreció diálogo a los estudiantes. Finalmente el día 29 se otorgó la autonomía universitaria.

Estudiantes lejos de las aulas

Desde hace más de un año las escuelas en todo el país han permanecido cerradas, y los estudiantes de todos los niveles básicos tuvieron que llevar el salón de clases a casa y tomar de manera virtual todas sus lecciones. 

La expansión del COVID-19 también provocó que la gran mayoría de las alumnas y alumnos dejarán las escuelas. Nunca se han cerrado tantas escuelas al mismo tiempo como durante estos meses de contingencia. Muchos de ellos tuvieron que suspender su aprendizaje por cuestiones económicas.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas alrededor de 23,8 millones de niños y jóvenes (del nivel preescolar al postsecundario) adicionales podrían abandonar la escuela o no tener acceso a ella el año que viene a consecuencia de las repercusiones económicas de la pandemia.

Los retos educativos ante la pandemia

La crisis está agravando las disparidades educativas preexistentes al reducir las oportunidades que tienen muchos de los niños, los jóvenes y los adultos más vulnerables (los habitantes de zonas pobres o rurales, las niñas, las personas con discapacidad y los desplazados forzosos) para continuar con su aprendizaje. 

Las pérdidas en materia de aprendizaje también amenazan con extenderse más allá de la generación actual y echar por tierra los progresos realizados en los últimos años, en particular en apoyo del acceso de las niñas y las mujeres jóvenes a la educación y de su mantenimiento en el sistema educativo. 

Hoy en día los grandes retos educativos no solo es el rezago provocado por la emergencia sanitaria, sino el regreso sustancial a las aulas luego de más de un año de estar cerradas. 

Referencias:

¿Cuándo es el Día del Estudiante en México? | Unión Guanajuato (unionguanajuato.mx)

Educación en tiempos de COVID-19 | UNICEF

Naciones Unidas: Informe de políticas: La educación durante la COVID-19 y después de ella.