Los bilby de Pascua: una dulce historia de conservación

Un pequeño marsupial reemplaza al tradicional conejo en Australia, pero detrás de este cambio hay una historia de protección a la biodiversidad.

Por: Laura Puentes

bilby de pascua
Foto: Nicole Kearney (Wikipedia, CC BY-SA 4.0)

Hace apenas unas semanas se celebró Pascua, y sin duda el tradicional conejo estuvo presente en esta festividad. Pero ¿sabías qué en Australia en lugar de un conejo aparece un pequeño marsupial llamado bilby?

Aunque suene extraño en Australia, un país ubicado en el continente de Oceanía, la celebración del bilby de Pascua se desarrolla cuando llega el otoño, a diferencia del hemisferio norte, donde corresponde a la primavera. 

Los conejos no eran nativos del territorio australiano, sino que fueron introducidos por los europeos en 1788. Sin embargo, cuando fueron soltados a la naturaleza para cazarlos se volvieron una plaga. Por esta razón la gente de Australia no estaba muy entusiasmada de que el conejo fuera el símbolo de la Pascua. Es ahí donde se hace presente el bilby. 

¿Qué es el bilby?

El bilby es un pequeño ser vivo con orejas largas, hocico puntiagudo, cola blanca y negra, y pelo grisáceo, también es conocido como bandicut. Es un marsupial y al igual que el canguro o el tlacuache lleva a sus crías en una pequeña bolsa que se encuentra en la parte delantera de su estómago. 

Hace unos 100 años los bilbis se podrían encontrar en el 70 por ciento de Australia pero en últimas fechas se ha vuelto un animal en riesgo. Sólo en la región de Queensland se estima que quedan 600 bilbis en estado salvaje, lo cual significa que están en peligro de extinción. 

Billy, el bilby de Pascua australiano

En 1968, se escribió un cuento titulado Billy, el bilby de pascua australiano. La autora fue una joven de nombre Rose-Marie Dusting. Este texto luego se publicó como libro para que los australianos apreciaran a esta especie que corría mucho peligro de desaparecer. 

En 1991, la Fundación para una Australia sin Conejos comenzó a impulsar la concientización sobre la protección del bilby ya que su población estaba disminuyendo de forma acelerada. 

Además, empresas dedicadas a la producción de dulces apoyaron para recaudar fondos para la conservación de este ser vivo. Empezaron a producir bilbis de chocolate y todas las ganancias se destinaban al Fondo Salvemos al Bilby, la cual tiene como objetivo aumentar la población de este marsupial mediante la crianza en cautiverio de estos, para luego liberarlos en áreas protegidas. 

A lo largo de los años diferentes autores escribieron sobre los bilby de Pascua, que han ayudado a perpetuar el relato y sobre todo incentivar a los niños a ayudar para salvar y proteger a este pequeño marsupial. 

Referencia:

El Bilby de Pascua — Google Arts & Culture