¿Cómo se crea una vacuna?

Las vacunas son una herramienta esencial para poner fin a la pandemia de COVID-19 y resulta muy alentador comprobar el número de ellas que están en desarrollo y los buenos resultados obtenidos en algunos casos. Pero, ¿cuál es el proceso para desarrollar una vacuna?

Por: Laura Puentes

Foto: RF._.studio (Pexels)

Hace un año comenzó un suceso insólito que marcó a todas las personas del planeta Tierra: la pandemia de COVID-19, que ha traído consigo una graves consecuencias para la salud, la economía y el bienestar.

Pero una de las grandes noticias luego de este año ha sido el desarrollo de vacunas contra el virus en un tiempo bastante corto en comparación a vacunas de otros padecimientos. 

¿Cómo actúan las vacunas?

La Organización Mundial de la Salud señala que las vacunas contienen partes atenuadas o inactivadas de un organismo específico (antígeno) que provoca una respuesta inmunitaria en el cuerpo. Las más recientes contienen las ‘instrucciones’ para producir antígenos, en lugar del antígeno en sí mismo.

Independientemente de que la vacuna contenga el antígeno o las instrucciones para que el cuerpo lo produzca, esa versión atenuada no provocará la enfermedad en la persona vacunada, pero inducirá al sistema inmunitario a responder, esto quiere decir que ayuda a tu cuerpo a reaccionar para crear un escudo protector.

Algunas vacunas requieren la administración de múltiples dosis a intervalos de semanas o meses.  

¿Cómo se desarrollan las vacunas?

Al igual que todos los medicamentos, cada vacuna debe pasar pruebas amplias y rigurosas que garanticen su seguridad antes de introducirla en un programa nacional de vacunación.

Ante todo, cada vacuna en desarrollo debe someterse a investigaciones y evaluaciones destinadas a identificar los antígenos que se deberían utilizar para generar una respuesta inmunitaria. Esa fase preclínica se realiza sin pruebas en seres humanos. Una vacuna experimental se prueba inicialmente en animales, con el fin de evaluar su seguridad y sus posibilidades para prevenir la enfermedad.

Si la vacuna provoca una respuesta inmunitaria, se la prueba en ensayos clínicos con seres humanos, en tres fases.

Fase 1

La vacuna se administra a un pequeño número de voluntarios con el fin de evaluar su seguridad, confirmar que genera una respuesta inmunitaria y determinar la dosis correcta. En esta fase, por lo general, las vacunas se prueban en voluntarios adultos jóvenes y sanos.

Fase 2

La vacuna se administra a varios cientos de voluntarios, con el fin de evaluar más a fondo su seguridad y su capacidad para generar una respuesta inmunitaria. Los participantes en estos ensayos reúnen las mismas características (por ejemplo, edad, sexo) que las personas a las que se prevé administrar la vacuna. En esta fase se suelen realizar múltiples ensayos para evaluar diversos grupos etarios y diferentes formulaciones de la vacuna. 

Fase 3

La vacuna se administra a miles de voluntarios -y se realizan comparaciones con un grupo similar de persona que no fueron vacunadas pero recibieron un producto comparador-, a fin de determinar si la vacuna es eficaz contra la enfermedad y estudiar su seguridad en un grupo de personas mucho más numeroso. Por lo general, los ensayos de fase 3 se realizan en muchos países y en numerosos lugares de cada país, con el fin de asegurar que las conclusiones respecto de la eficacia de la vacuna sean válidas en relación con muchas poblaciones diferentes.

Poner fin a la pandemia de COVID-19

Las vacunas son una herramienta esencial para poner fin a la pandemia de COVID-19 y resulta muy alentador comprobar el número de ellas que están en desarrollo y los buenos resultados obtenidos en algunos casos.

Los investigadores de todo el mundo están trabajando lo más rápido posible, suceso que sin duda alguna ha sido trascendental para la creación de una vacuna eficaz contra el COVID-19 en el menor tiempo posible, además han estado colaborando e innovando para que dispongamos de las pruebas, los tratamientos y las vacunas que, en conjunto, salvarán vidas y pondrán fin a esta pandemia.

Carrera a contrarreloj

Según datos brindados por la Organización Mundial de la Salud, al 18 de febrero de 2021, hay al menos siete vacunas distintas que los países han empezado a administrar, concediendo prioridad en todos los casos a las personas vulnerables.

Además, hay más de 200 vacunas experimentales en desarrollo, de las cuales más de 60 están en fase clínica. La finalidad del Mecanismo COVAX, que forma parte del Acelerador ACT puesto en marcha por la OMS de consuno con sus asociados, es detener la fase aguda de la pandemia de COVID-19.

Es cierto que contar con una vacuna contra esta enfermedad brinda seguridad para terminar con esta contingencia sanitaria pero, aun así se deben continuar cumpliendo con las medidas necesarias y tal vez dentro de menos tiempo estaremos celebrando el fin de esta pandemia. 

Referencias:

Vacunas contra la COVID-19 – OPS/OMS | Organización Panamericana de la Salud (paho.org)

¿Cómo actúan las vacunas? (who.int)


Icons made by ultimatearm from www.flaticon.com