El cráter de Chicxulub tendrá un museo

El museo contempla emplear nuevas tecnologías para administrar la energía en el lugar. Existe la posibilidad de establecer alianzas con diversas instituciones de educación superior de la entidad para emprender proyectos conjuntos.

Por: Jazmín González Ruiz

asteroide museo dinosaurios
Ilustración: L. Maeda

Existe un hoyo gigante entre el mar y la tierra en la península de Yucatán en México. Ahí los científicos encontraron que hace 65 millones de años un asteroide o cometa acabó con los dinosaurios. Y el lugar ideal para saber el cuándo y por qué sucedió esto es el Museo de Ciencias sobre el Cráter de Chicxulub, que abrirá sus puertas en septiembre de este año.

El cráter está en el municipio de Chicxulub, Yucatán y mide 180 kilómetros de ancho. Mientras que el museo, único en su tipo en el mundo, está ubicado a 37 kilómetros de Mérida, en las instalaciones del Parque Científico Tecnológico de Yucatán (PCTY). Ya va a más de la mitad de su construcción y se han invertido alrededor de 50 millones de pesos.

El Museo tendrá salas de exhibición con varios temas: el universo y el sistema solar, los cráteres de impacto y Chicxulub, la extinción de dinosaurios y aparición de primeros mamíferos, son algunas de ellas. También habrá sobre biodiversidad, ríos, lagos y océanos; mantos acuíferos de Yucatán y cultura maya.

Las salas tendrán espacios para que los asistentes no sólo sean espectadores, sino que se conviertan en parte de la construcción del conocimiento, a través de pantallas interactivas, video mapping, áreas didácticas equipadas con microscopios e imágenes de alta resolución. También se tiene planeado construir un planetario para que el público disfrute un espectáculo astronómico.

Fueron días oscuros

En los años ochenta, los físicos Luis y Walter Álvarez (padre e hijo), analizaron las capas geológicas de la tierra y encontraron un elemento llamado Irido entre las capas del Cretácico y el Paleógeno. Este elemento es poco común en la tierra, pero habitual en las piedras que vienen del espacio, como meteoritos y asteroides. Con ese material determinaron que la roca que chocó con la tierra medía alrededor de diez kilómetros de diámetro.

Un equipo de investigadores del Centro Nacional para Investigación Atmosférica y la Universidad de Colorado reconstruyeron cómo fue el mundo de los dinosaurios después que cayera el asteroide. Usando un modelo informático novedoso, encontraron que lo que siguió fue una oscuridad muy parecida a la de las noches de luna llena. La tierra era fría y roja; la atmósfera, caliente.

También calcularon que 15 mil millones de toneladas de ceniza quedaron dispersas después de los incendios que hubo después del choque del asteroide. Y la ceniza que se quedó en el suelo, fue calentada por el sol, generando que flotara y formara una capa de humo que oscureció la tierra.

Durante esta época la fotosíntesis (proceso por el que las plantas generan vida) fue imposible, porque no había rayos de sol. Por lo tanto no había alimento para los dinosaurios herbívoros, que a su vez eran el sustento de los carnívoros.

Los días fueron oscuros, con pocas esperanzas. Después de casi dos años la nube de ceniza fue cayendo al suelo y el cielo se despejó, pero la tierra estaba frágil y los rayos ultravioleta (que provienen directamente de la luz del sol) lastimaron a los pocos sobrevivientes.

“El museo tendrá como eje temático el cráter de Chicxulub y será uno de los pocos que hay en el mundo con laboratorios para entender mejor la vida en la tierra; será un museo vivo”.

Zeus Mendoza González
Enlace de la Secretaría de Investigación,
Innovación y Educación Superior (Siies)
y el PCTY en Proyectos Especiales.

“Será una plataforma que revolucionará la ciencia, ya que se exhibirán los datos más recientes sobre la expedición al cráter. Tendrá cuatro salas que abordarán temas sobre el inicio del universo y su conformación, los cráteres de impacto, la extinción de los dinosaurios, la aparición de mamíferos, la vida y la biodiversidad”.

Zeuz Mendoza González

Notas relacionadas:

Un comentario en “El cráter de Chicxulub tendrá un museo

Deja un comentario