Unas gomitas pueden prevenir la intolerancia a la lactosa

Dos alumnos de la ingeniería en Biotecnología (IBT) del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla presentaron un proyecto que consiste en gomitas que sirven para prevenir la intolerancia a la lactosa en niños.

lactobears
Susana González Carbajal y Carlos Alberto Díaz Alejandre / Foto: ITESM Puebla

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de tomar o comer alimentos con leche, lo que provoca hinchazón, cólicos y diarrea. Unos estudiantes inventaron unas gomitas llamadas Lactobears para prevenir este padecimiento en niños.

A través de un comunicado del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla,  se informó que en México por lo menos el 83 % de la población a partir de los cinco años de edad desarrolla la intolerancia a la lactosa.

Los estudiantes Susana González Carbajal y Carlos Alberto Díaz Alejandre, alumnos de la carrera de Ingeniero en Biotecnología (IBT), presentaron un proyecto que consiste en gomitas que sirven para prevenir la intolerancia a la lactosa en niños.

El propósito de Lactobears, dijeron, es producir un nutracéutico (compuestos o sustancias naturales que tienen acción terapéutica) como preventivo para niños que padecen de intolerancia a la lactosa, sin que tengan que consumir algún medicamento a su corta edad.

De esta manera los pequeños podrán tener los beneficios que produce la leche, como vitaminas y minerales.

Los Lactobears consisten en un empaque de 100 gomitas y son un preventivo de los síntomas que provoca el consumo de lactosa.

“Es un producto en forma de gomitas. Lo que se quiso hacer es que fuera novedoso para los niños, además de que cuente con un índice glucémico de cero para no elevar el azúcar en la sangre”, dijo Carlos Alberto Díaz.

Susana González Carvajal recomendó comerlas 10 o 15 minutos antes de probar algún alimento que contenga lactosa, lo que ayuda a cubrir y reforzar el estómago, y prepararlo para el consumo de algún producto lácteo.

La investigación se realizó dentro de la materia de “Desarrollo de Alimentos y Productos” con la doctora Mirna Sánchez, quien es profesora extranjera visitante del Departamento de Biotecnología.

El desarrollo se llevó a cabo durante seis meses, realizando pruebas con más de 150 adultos y 50 niños con estos padecimientos.

Deja un comentario