Satélites que caben en la palma de la mano

Un grupo de jóvenes de Aguascalientes (México) lanzaron cubo-satélites, y pudieron transmitir datos desde la atmósfera terrestre en vivo. La actividad es parte del programa Aguascalientes al Espacio, desarrollado por Conacyt e institutos estatales.

Por: Gerardo Romo

cubesat satélites
Un CubeSat de La University of Louisiana. Foto: NASA Kennedy (Flickr – Creative Commons)

El satélite que Néstor lanzó a la atmósfera cabe en la palma de su mano. Para lograrlo tuvo que trabajar junto a diez de sus compañeros adolescentes, quienes aprendieron a programar la computadora con la que le dieron seguimiento en tiempo real a la información del ingenio.

El llamado CubeSat es un estándar de micro-satélite, una opción accesible y de bajo costo para la investigación de universidades y escuelas. Tiene un tamaño de entre 15 y 25 centímetros, y se le colocó un localizador, sensores y un sistema Arduino (hardware y software sencillos de usar) que permitió procesar información sobre presión atmosférica, niveles de radiación solar, altitud, temperatura y velocidad.

El satélite alcanzó una altura de 30 kilómetros y su trayecto hasta caer en tierra duró aproximadamente 2 horas. El mes pasado fueron lanzados 12 satélites en equipos conformados por bachilleratos tecnológicos de todo el estado de Aguascalientes (México).

Con este programa lograron imitar el proceso de lanzamiento de un satélite como lo hace la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA). La asesoría especializada estuvo a cargo del ingeniero Eduardo Guizar Sainz, ingeniero mexicano que trabajó para la NASA.

La actividad es parte del programa Aguascalientes al Espacio, programa de Conacyt, impulsado por el Instituto para el Desarrollo de la Sociedad del Conocimiento del Estado de Aguascalientes, con el que se busca acercar a los jóvenes a la tecnología para la construcción y desarrollo de proyectos espaciales propios.

Notas relacionadas:

Deja un comentario