Una cola de dinosaurio ayuda a reconstruir escuelas en México

La subasta del fósil aportará dinero a la Fundación Bancomer, que colabora en la reconstrucción de las escuelas afectadas por los sismos de 2017.

Los medios de comunicación en México amanecieron con una noticia fantástica y agradable. Una buena causa para reconstruir escuelas afectadas por los sismos que sacudieron los estados de Chiapas, Oaxaca, Morelos, Puebla y la Ciudad de México.

Una cola de dinosaurio fue subastada a un precio de un millón 800 mil pesos (unos 94,885.32 dólares). Se trata de la cola de un atlasaurus (Lagarto del Atlas) de cuatro metros de largo y de 180 kilos. El dinosaurio vivió hace 165 millones de años en la cordillera de Atlas, en Marruecos. Medía 17 metros de altura, pesaba 22 toneladas y perteneció a la familia del Brachiosaurus.

La subasta la organizó Morton Subastas. El comprador fue la galería Pietra Gallery, especializada en fósiles, que donará 400 mil pesos a Fundación Bancomer, quienes repartirán el dinero para la reconstrucción de escuelas.

“Este lote es especial porque parte de la venta será destinado al proyecto de Fundación Bancomer para reconstruir escuelas dañadas por los sismos que sacudieron al país en septiembre del año pasado”, anunció la subastadora antes de que comenzaran las ofertas.

Organizadores del evento contaron que la cola de este reptil del periodo Jurásico fue hallada en Marruecos. A los paleontólogos les llevó entre 200 y 300 horas de trabajo para poder limpiarla y quitarle los fragmentos de piedra.